Estas normas en ningún momento pretenden ser una imposición, sino una propuesta para el buen funcionamiento de la escuela… ¡Gracias por tu colaboración!

Normas de la escuela

Puntualidad y silencio

Se puntual, por favor, llega con tiempo suficiente para colocar tu esterilla antes de empezar. Las clases comienzan con una relajación inicial. Es muy importante respetar el ambiente de silencio, por lo que si llegas tarde no accedas a la sala hasta que dicha relajación inicial haya finalizado. Por el mismo motivo, si tienes que abandonar la sala antes de que acabe la clase, no lo hagas durante la relajación final. Puedes salir antes o después, pero no durante la relajación. Cuando entres o salgas durante la clase, por favor, intenta ser lo más sigiloso posible.

Móviles

Al entrar en la escuela silencia tu móvil y no lo pases dentro de la sala.

Esterilla e higiene

Por motivos de higiene deberás usar tu propia esterilla. Si quieres puedes dejarla aquí, en el sitio que tenemos habilitado para ello. Si eres principiante puedes usar las esterillas de la escuela durante tu primer mes. Rogamos cuidar al máximo la higiene personal. Al igual que el olor corporal, ten en cuenta que el uso de perfume o desodorante puede molestar y distraer a los compañeros que se encuentran cerca de ti. Se neutral, por favor.

Luz y agua 

Acuérdate de apagar la luz del W.C. cuando hayas acabado para que no se quede encendida inútilmente. ¡Hagamos un uso responsable de los recursos!

Faltas y recuperciones

No se podrán recuperar las clases perdidas salvo por causas médicas justificadas, en cuyo caso si sería posible hacerlo, consultando previamente el día y horario disponible para poder recuperar dentro del mismo mes en curso.

Pagos, continuidad y bajas

La mensualidad se abonará durante los 7 primeros días del mes, en efectivo o por transferencia bancaria, especificando tu nombre completo y el horario al que perteneces. Se abonará el mes completo, independientemente del número de clases que tenga el mes. Los días festivos la escuela permanecerá cerrada y por lo tanto no habrá clase. Las clases que coincidan con los días festivos no se recuperarán. Si vas a dejar de venir, por favor avísanos. Esto es muy importante ya que así tu plaza podrá ser ocupada por otra persona que pueda estar en lista de espera. Salvo aviso previo, la falta de asistencia durante los 7 primeros días del mes sin abonar la mensualidad será motivo de baja, no pudiéndose guardar la plaza de un mes para otro sin abonar dicho mes en el que no se puede venir a clase (excepto bajas justificadas por lesión o enfermedad y período de vacaciones). Al no cobrar matrícula, la mensualidad también se cobra por la reserva de plaza, se asista a clase o no.

Consejos para la práctica

• Antes de tu primera clase, lo más aconsejable es tener una breve entrevista con tu profesor/a para tener más información sobre tus necesidades. Necesitamos saber el estado de tu salud, tu interés por la práctica, tiempo disponible, etc…

• Lo ideal sería enseñar yoga de manera individual, pero al no poder ofrecer esa posibilidad, estamos disponibles, fuera del horario de clases, para cualquier consulta, duda o pregunta que requieran un trato individual, así como para ofrecer recomendaciones específicas para casos especiales.

• La escuela dispone de su propio libro: Yoga. El silencio es mi alimento. Recomendamos encarecidamente su lectura para complementar práctica y teoría. Tanto el libro como los talleres de profundización que ofrecemos a lo largo del curso son una excelente oportunidad para profundizar en la práctica.

• No ingieras alimentos durante las 2 horas previas a la práctica. Es aconsejable limpiar las fosas nasales de sus mucosidades, evacuar los intestinos y vaciar la vejiga antes de la clase.

• Empieza tu práctica de yoga tomándote un tiempo para percibir tu cuerpo y percibir alguna posible tensión… en caso de que exista cualquier molestia, adapta la práctica y evita cualquier gesto que pueda agravar tu estado.

• Si durante la práctica se presenta alguna sensación desagradable, deshaz la postura y pasa a una postura de relajación. Una postura jamás debe resultar dolorosa, todo lo contrario, debe ser cómoda y agradable, que te permita estar relajado y concentrado en tu respiración. Si la respiración se acelera, significa que estás forzando demasiado, si esto ocurre no dudes en descansar hasta retomar tu respiración rítmica y fluida.

• No fuerces más allá de tus posibilidades y no te compares con los demás. Cada uno tiene un cuerpo, una edad, un estilo de vida y tipo de práctica. Recuerda que la postura ideal es aquella en la que te encuentras firme y cómodo con una respiración profunda y fluida. No compitas con nadie, ni contigo mismo.

• Es necesario ser consciente de tus propios límites. El límite mínimo es aquel en el que sientes cierto tono en la postura. El límite máximo es aquel en el que puedes estar sin sobrepasar la barrera natural de resistencia. Si fuerzas por encima de ese punto estarás generando tensión física y mental, dolor o incomodidad, arriesgándote incluso a lesionarte.

• Termina siempre con unos minutos de relajación para volver a la calma y dejar que los efectos de la práctica se asienten en tu interior. Si tienes que salir antes de acabar la clase, haz la relajación por tu cuenta aunque la clase continúe. No realices ejercicios intensos ni tomes una ducha de agua fría inmediatamente después de la práctica, deja al menos media hora de margen.

• Sin atención no hay yoga. Éste es el elemento clave del yoga. Si durante la práctica tu atención se desvía y tu mente se distrae, no te sientas frustrado, vuelve a concentrarte en la respiración. De este modo se calmará la actividad mental, devolviéndote al momento presente. Mantén la actitud de “estar aquí y ahora”. “Aquí” quiere expresar la presencia del cuerpo, y “ahora” la consciencia de la respiración a cada instante.

Join event